top of page
Buscar
  • Foto del escritorCarlos San Román

OKR: Resultados Clave vs Iniciativas

Si esta es la primera entrada que lees en mi blog sobre el tema de OKR, te recomiendo que leas las dos cortas entradas previas para entender mejor los conceptos. Las puede encontrar acá (“Bienvenidos al mundo de los OKR” y “OKR vs KPI”).


Como ya sabemos, cada OKR está compuesto por un Objetivo motivador y cualitativo y unos pocos Resultados Clave (Key Results), cuantitativos que son siempre completamente medibles.


Este es un ejemplo de OKR:

Objetivo: “Lograr ser reconocidos como un gran empleador en el año 2023”

  • Resultado Clave 1: “Resultado de satisfacción de Clima Laboral > 80%”

  • Resultado Clave 2: “Reducir la rotación voluntaria de 5% a 2%”

  • Resultado Clave 3: “Lograr un eNPS (Employee Net Promoter Score) mayor a 80”


Como se observa, los Resultados Clave son completamente medibles y lo más importante, es que estos serán el resultado de una serie de actividades, proyectos e iniciativas en general, que la organización debe ejecutar para lograr el objetivo propuesto. Los Resultados Clave nos indican si estamos camino a lograr nuestro objetivo y que tan cerca de él estamos.


Un error muy común es incluir como Resultados Clave, actividades (outputs) en lugar de resultados (outcomes). No entraré en temas de traducción porque podría ser confuso, así que mejor vamos con un ejemplo.


Unos malos Resultados Clave (KR) para el OKR del ejemplo anterior serían:

Objetivo: “Lograr ser reconocidos como un gran empleador en el año 2023”

  • Resultado Clave 1: “Ejecutar la encuesta de Clima Laboral en el Q3”

  • Resultado Clave 2: “Medir la rotación de personal”

  • Resultado Clave 3: “Contratar un servicio para la medición de eNPS”

¿Por el simple hecho de ejecutar la encuesta de Clima Laboral en el Q3, podremos decir que vamos camino a ser un gran empleador? No, no podemos afirmar eso. Tampoco si medimos la rotación o contratamos un servicio. Lo sabremos si los resultados de esas actividades nos indican que vamos por el camino correcto.


Para evitar la tentación de ir por lo más simple y caer en el error de incluir Actividades como Resultados Clave, está lo que llamo “La pregunta del lunes por la mañana”.

Si al iniciar el lunes por la mañana digo; “Hoy voy a medir la rotación de personal” y me doy cuenta de que lo puedo hacer, entonces esa es una actividad, no un Resultado Clave. Si digo: “Hoy voy a preparar una encuesta, o voy a contratar un servicio, o voy a realizad 20 llamadas telefónicas o voy a invitar a una persona a que haga una prueba”, y es algo que puedo hacer por mi propia iniciativa o en conjunto con mi equipo, entonces estas son iniciativas o actividades, pero NO son Resultados Clave.


Por el contrario, si me despierto el lunes y digo: “Hoy reduciré la rotación de personal de 5% a 2%”, me daré cuenta de que eso no es posible. No hay varita mágica para lograr eso con solo quererlo. Lo que puedo hacer es ejecutar una serie de iniciativas, actividades o proyectos que, como consecuencia, en un tiempo determinado y combinado seguramente con otras variables, reduzcan la rotación de personal de 5% a 2%. Entonces ese si puede ser un buen Resultado Clave. Está en mi control lograrlo, pero para eso debo realizar varias actividades.


Tener buenas iniciativas es parte del sistema de OKR, ya que esas iniciativas moverán las agujas de esos indicadores que he considerado claves para lograr mi objetivo. Si mis iniciativas no dan los resultados que busco, tendré que pensar en nuevas iniciativas o proyectos que muevan la aguja en la dirección que necesitamos. Pero una iniciativa o un proyecto, NO es un Resultado Clave. Vale la pena grabarnos eso.


¡Saludos!



58 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

OKR vs KPI

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page